Lunes, 27 de mayo de 2013

La acción especial para este Año de la Fe en la fiesta del Cuerpo y Sangre del Señor

Una Hora Santa simultánea con el Papa en Roma.

Con motivo del Año de la Fe, el Santo Padre Francisco celebrará una hora santa en Roma el día 2 de junio, con motivo de la solemnidad del Corpus Christi. El Papa, siguiendo cuanto había dispuesto Benedicto XVI, desea que todos los obispos, cada uno en su Catedral con el clero de la misma y los fieles, se sumen a la hora de adoración eucarística de forma simultánea. Sobre el modo de proceder, disponemos lo siguiente:

1º. En las parroquias de la diócesis donde sea posible celebrar esta hora santa, ruego encarecidamente que se organice el culto de la solemnidad del Corpus Christi de modo que se dé cabida a la celebración de la hora santa, cumpliendo el deseo del Papa, de encontrarnos unidos a las 17 horas ante el Santísimo Sacramento. Todos en adoración eucarística, a la misma hora en que el Papa celebrará la hora santa en Roma. El Arzobispo Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella, encargado por el Santo Padre para coordinar esta iniciativa del Año de la Fe, recomienda vivamente, en la carta que envía a los Obispos, que esta iniciativa “se extienda al mayor número de parroquias posible y a otras realidades eclesiales a las cuales el Ordinario considere oportuno involucrar”, como las pequeñas comunidades de religiosas y los colegios.

2º. Donde la procesión siga a la santa Misa por la mañana, podrá celebrarse la hora santa por la tarde; y en aquellas parroquias donde se celebre la santa Misa y la procesión por la tarde, podrán ir precedidas por la hora santa de oración y adoración eucarística, siempre que se respete la hora prefijada de las cinco de la tarde para la hora santa.

3º. Ruego, asimismo, a las comunidades conventuales de religiosas de clausura y todas las pequeñas comunidades religiosas que gozan de la Reserva Eucarística que no dejen de celebrar esta hora santa el 2 de junio a las 17 horas, para que la fe se enraíce en el corazón de los fieles y podamos transmitir de palabra y con un testimonio coherente, respaldado por la caridad, el evangelio de la salvación a las nuevas generaciones.

4º. En aquellas comunidades parroquiales donde no sea posible contar con un sacerdote o un diácono, pueden los fieles reunirse en la iglesia parroquial en torno al Sagrario, unidos espiritualmente al Obispo diocesano, y adorar la santísima Eucaristía en estrecha comunión con el Santo Padre Francisco durante la hora santa.

5º. Para todas las comunidades que así lo soliciten, la Delegación Episcopal para la Liturgia y Ritos, enviará un esquema de la hora santa, en la cual lo más importante es la adoración eucarística y la contemplación del misterio de amor de Cristo entregado por nosotros, la súplica interior  para que el Espíritu Santo fortalece en la fe a los cristianos, y la acción de gracias que brota del corazón agraciado con la fe en Cristo Salvador.

Con la certeza de que la celebración de esta hora santa en la próxima solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor será un signo lleno de significación eclesial, expresión de la fe común en la presencia de Cristo en la Eucaristía, saludo a todos con afecto e imparto mi bendición.

Almería, a 24 de mayo de 2013

En la memoria de María Auxiliadora de los Cristianos

                                                                                  +Adolfo González Montes


Comentarios