Lunes, 11 de febrero de 2013

La noticia de la dimisión de su ministerio como Obispo de Roma y Sucesor San Pedro del Santo Padre Benedicto XVI nos ha conmovido hondamente. Somos conscientes de que un acto de tal seriedad como la dimisión de un Papa viene dictado por su conciencia, como él mismo ha declarado al hacer pública su decisión, que realiza con plena libertad y no tiene que someter a nadie por su condición de Sucesor de Pedro, salvo comunicarla formalmente, como acaba de hacer ante el consistorio de los señores Cardenales, tal como lo establece la ley de la Iglesia (Código de Derecho Canónico, can. 332 §2). Así, pues, según lo ha decidido el propio Benedicto XVI, el próximo día 28 de este mes de febrero, a las 20.00 horas, quedará vacante la sede episcopal de Roma, sede de San Pedro.

Queremos hacer público, por nuestra parte, que acompañamos al Santo Padre en esta hora con nuestra oración, agradeciendo a Dios el ejercicio de su ministerio durante estos ocho años en que ha permanecido en él desde su elección el 19 de abril de 2005. El impulso lleno de coraje con el que ha afrontado las dificultades sobrevenidas a la Iglesia durante estos años, la clara orientación de la vida cristiana que su palabra ha representado en este tiempo, proclamando la fe y fortaleciendo su testimonio, son un don de Dios a la Iglesia.

Al tiempo que le acompañamos con nuestra oración, rezamos también para que Dios ilumine al Colegio de Cardenales que han de elegir al nuevo Pontífice, por el cual rezamos también con la confianza puesta en Cristo, único Pastor de la Iglesia. Sabemos, y así lo creemos con firmeza, que es el Espíritu Santo el que guía a la Iglesia y confiamos plenamente en su acción, porque nunca le falta a la Iglesia su asistencia. Al mismo tiempo, pedimos la intercesión de la Virgen María, madre de la Iglesia, que siempre nos acompaña.

En su momento el Obispo diocesano hará las oportunas indicaciones al Clero y a los demás fieles para que se realicen las preces establecidas para la elección del nuevo Papa así como la celebración de la misa para la elección del nuevo Pontífice Romano.

Almería, a 11 de febrero de 2013

Oficina de Comunicación del Obispado


Comentarios