Lunes, 02 de mayo de 2011

La procesi?n de San Marcos congreg? ayer a una gran multitud de gente que acompa?? al santo con una perfecta organizaci?n y entrega respetando el rito que data de hace varios siglos en un ambiente de fiesta-

Todo empez? all? a partir del siglo XV , y hoy en d?a la fiesta empieza a organizarse desde principios del mes de Abril y ya en todo el municipio se habla de este acontecimiento, de los toros que se comprar?n y de cu?ndo se traer?n. Dos d?as antes de la fiesta, que suele celebrarse el domingo m?s pr?ximo al verdadero d?a de San Marcos (25 de Abril) aunque este a?o se ha retrasado al d?a de ayer por no coincidir con el domingo de resurrecci?n, se hacen los roscos colaborando todo el pueblo, fundamentalmente los ni?os. Despu?s de la misa, sale la procesi?n llevando la imagen del santo a hombros a recorrer las distintas calles del pueblo y a bendecir los campos desde varios puntos desde los que se domina gran parte de ellos.

Los toros van durante toda la procesi?n cerca del santo, sujetos con dos cuerdas amarradas de los cuernos cada uno y es tradicional que en ning?n momento deben pasar de los dos mozos que llevan las banderolas delante de San Marcos. Detr?s de la imagen es donde se sit?a la gente que no quiera correr delante de los toros.

A lo largo del recorrido de la procesi?n se hacen ocho reverencias al santo. La reverencia consiste en traer a cada toro delante de la imagen, agarrarlo fuertemente de los cuernos y obligarle a doblar las patas delante del santo; una vez conseguido esto, viene el momento de peligro para los "toreros" que lo est?n sujetando, ya que tienen que soltarlo para que se pueda levantar y a la vez procurar que no se escape. A lo largo del recorrido hay vecinos que ofrecen ponche a los sudorosos toreros.

Cuando la procesi?n llega de nuevo a la plaza, las campanas se ponen a repicar y antes de meter de nuevo la imagen en la Iglesia, se da una nueva bendici?n y se tira sobre el santo y los toros, que est?n amarrados delante de la Iglesia, una lluvia de claveles desde lo alto de la torre.

Una vez finalizada la procesi?n y retirados los toros de la plaza, se reparten los roscos y se terminar? la fiesta de la ma?ana con un vaso de ponche ofrecido en la misma plaza.

Fiesta ?nica, muy popular, aut?ntica, ancestral, de las que gustan al gent?o venido de todas las partes de la provincia. De las que la adrenalina del miedo hace tensar el ambiente en explosi?n de alegr?a y jolgorio. Impresionante la camarader?a, el orden, la seguridad, el "buen rollo". Convocatoria imprescindible para entender la esencia del rito de lo sagrado en maridaje con lo pagano en el dominio de la fiereza de los toros como entrega de veneraci?n a San Marcos para que vele por todos.
Fuente: El Almer?a
Unas gotas de lluvia al comienzo del recorrido hicieron temer lo peor, pero afortunadamente San Marcos se empe?? en que ten?a que brillar el sol y coincidiendo con la salida de la imagen por la puerta de la iglesia las nubes fueron desapareciendo como dando a entender que hab?a venia divina para que la tradicional romer?a se llevara a cabo como todos los a?os. As? que en torno a las doce del mediod?a sonaba la coheter?a de los fuegos artificiales, las campanas comenzaban a repicar y el tractor que trasladaba al santo se pon?a en marcha. Se acababa de celebrar la misa a la que acudieron las autoridades locales que se?alaba el comienzo del itinerario por las calles de la ciudad.

A esa hora los m?s j?venes y algunos no tan j?venes que viajaban en las carrozas ya llevaban dentro del cuerpo varios litros de sangr?a, porque la mejor forma de esperar el comienzo del recorrido era con la m?sica a todo volumen para acompa?ar el alcohol. Fueron mayor?a las discotecas con ruedas, llenas a rebosar siempre de j?venes bailando.

El alcalde Juan Enciso no las ten?a todas consigo en relaci?n a la lluvia y afirmaba que "vamos a ver si el agua nos deja, pero por lo pronto todo va muy bien. Parece que ha dejado de llover, pero ya sabemos que esta semana, al igual que en Semana Santa, siempre cae lo suficiente como para tener que salir corriendo y guardar el santo. Hoy creo que hay unas ochenta carrozas y unos trescientos caballos, y el clima pol?tico, al menos por hoy, tranquilo y olvidado".

En la carroza de las personas mayores procedente del centro de d?a de la Junta de Andaluc?a hab?a inquietud por saber si el artefacto llamado grabadora que llevaba el periodista en la mano era "para la tele, para hacerme una fotograf?a", pero como estaban ofreciendo su peculiar concierto en directo lo que realmente les interesaba era darle a la bandurria "nosotras, porque los hombres est?n mal de salud. En el club tenemos un coro, pero faltan algunos". Con sus trajes bordados daba gloria verles. "Que llev?is el peri?dico al centro, que all? hay tropecientas personas, todos viejos pero muy guapos".

La comitiva municipal abr?a la romer?a con el p?rroco y la imagen del santo a la cabeza, con rosquillas, panes y viandas como ofrenda, y tras ellos una inacabable serie de carrozas realizadas con la desbordante imaginaci?n de la que los ejidenses hacen gala en sus celebraciones. Una ingente multitud esperaba en las calles la llegada de la procesi?n, que m?s que una procesi?n era una fiesta multicolor. Porque solamente en San Marcos se puede ver a los piratas surcando las olas viento en popa a toda vela a bordo de su bravo nav?o con las espadas en alto preparando el abordaje, "somos los piratas de no te lo digo, aqu? estamos en El Ejido, no te digo de qu? piratas hablamos... nuestro rumbo es cortar cabezas, vamos a cortarle la cabeza a quien se lo merezca"; o a las personas mayores ataviadas con sus mejores galas tocando la bandurria; a toda una cuadrilla de figuras del toreo con el traje de luces haciendo de las calles murgitanas su particular coso taurino, con astado incluido; o a la carroza Los Mimbrales, una playa con ruedas, donde luc?an palmito las ba?istas y adem?s de flotadores hab?a un faro marinero que viajaba por todo el pueblo. "Como no sabemos nadar llevamos el flotador, y la lluvia bienvenida sea, porque para eso estamos en la playa con el agua mojada. Y el patito es para no ahogarnos".

Abr?a la espectacular comitiva la carroza que luc?a el n?mero 1, los vikingos que con su nave arribaban a nuevos mundos marcando la pauta de la historia, con cascos y sobre todo muchos cuernos, mucha guasa, sano cachondeo y sorna. C?diz y su carnaval poco tienen que envidiar a El Ejido y San Marcos.

As? la ciudad olvidaba por unas horas los tristes momentos que tiene que soportar d?a tras d?a debido a la pol?tica, y las calles se llenaban de preciosas mujeres ataviadas con trajes de flamenca, caballos enjaezados con las mejores galas y cientos de jinetes, de todas las edades, a veces casi ni?os, que tiraban de las riendas de sus monturas con soltura. En El Ejido son capaces en San Marcos, a la vez, al mismo tiempo, al un?sono, de hablar por el tel?fono m?vil, posar para Javier Alonso, fot?grafo del Diario de Almer?a, llevar las riendas del caballo, transportar a la compa?a en la grupa y preguntar "?cu?ndo sale ?sto?". En la plaza de la iglesia las tradicionales rosquillas se pon?an a la venta, y pese a la crisis el rico g?nero ten?a salida. Un bolsa con cinco rosquillones, cinco sabrosos aros dulces, "por solo tres euros, y se venden como todos los a?os". Daba la sensaci?n que la romer?a de San Marcos era un ensayo general para el festival internacional de teatro, que est? ya a las puertas y se celebra despu?s del certamen de aficionados. Precisamente a las puertas del Teatro Auditorio pasaba la cabalgata multicolor camino del recinto ferial, en pleno centro de la ciudad, con la m?sica de las bandas tradicionales mezclada con los altavoces discotequeros.

Y como no pod?a ser menos, la autoridad municipal hab?a previsto de antemano evitar que nadie se desmandara o se saliera del tiesto, entre tanto casco, caballo y alcohol. Una orden municipal instalaba en tres puntos diferentes del recorrido c?maras de grabaci?n de v?deo y fotograf?a, para tener en "todo momento una visi?n exacta del correcto proceder de los/las jinetes participantes, ante cualquier eventualidad que pueda producirse, as? como una mayor informaci?n para los miembros de la organizaci?n y de las fuerzas de seguridad. Las im?genes captadas ser?n de uso interno y bajo ning?n concepto de difusi?n p?blica", rezaba la orden, que a?ad?a asimismo que "los/las jinetes no podr?n consumir bebidas alcoh?licas durante el desfile, ni abandonar el animal en ning?n momento, as? como efectuar paradas que interrumpan el normal funcionamiento del desfile.

El responsable de cada animal ser? la misma persona que figura en la hoja de inscripci?n y aceptaci?n de normas. Dicha persona tendr? la obligaci?n de controlar el animal para que en ning?n momento cause problemas de seguridad. No se podr? ir repartiendo ning?n tipo de propaganda, ni acercarse a los viandantes para ofrecer o recibir nada que en cualquier momento pueda inducir al p?blico a acercarse demasiado a las monturas con el consiguiente peligro que ello implica. Hay que mantener constantemente la formaci?n indicada por la organizaci?n al objeto de no deteriorar la buena imagen del desfile, as? como evitar las puestas en marcha bruscas de los animales, quedando totalmente prohibido el subir o bajar de las monturas cuando est?n andando. Las monturas podr?n ser expulsadas del desfile teniendo que abandonar el mismo".

El p?rroco Francisco S?ez, afirmaba en el Saluda oficial de las fiestas que "en San Marcos, al llegar la primavera, es momento de hacer un alto en el camino para celebrar, para compartir y agradecer. Porque compartir crea lazos de unidad entre aquellos que comparten. Y qu? hermoso es comprobar que todo esto se pone bajo la intercesi?n de San Marcos Evangelista". En el mismo programa oficial, el alcalde Juan Enciso escrib?a "un a?o m?s se unen en El Ejido fiesta y tradici?n en la festividad de San Marcos, y eso nos hace afortunados, am?n de poder congratularnos con la buena sinton?a que se da entre las personas mayores, guardianas de las tradiciones, y la juventud, presente y futuro de nuestro pueblo. El pueblo se colma de alegr?a en esta fiesta que surge y se expande en la sociedad ejidense".
Fuente: El Almer?a

Publicado por javiertortosa @ 10:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios