Domingo, 23 de enero de 2011

El otro d?a un amigo me hizo una cuenta sobre los horarios del mi?rcoles santo a prop?sito del runr?n que existe en la jornada sobre alteraciones, cambios etc?tera. Saca la siguiente cuenta. La Sed con 1600 nazarenos aproximadamente tiene 75 minutos de paso. Los mismos minutos que tiene San Bernardo con 2150, es decir con 550 nazarenos m?s. En el mismo d?a, La Lanzada tiene 45 minutos de paso para un cuerpo de 650 nazarenos mientras que el Baratillo tiene que pasar en el mismo tiempo cuando su acompa?amiento es casi dos veces el de La Lanzada: 1200 nazarenos.? Como se ve, son cofrad?as de corte similar entre las que existe un desfase que si a niveles absolutos es evidente, en los relativos resulta escandaloso.

En otros d?as de la Semana Santa existen discriminaciones de un corte similar. El m?s parecido a los anteriores se produce en el lunes, Santa Genoveva y San Gonzalo tienen los mismos minutos para pasar: 65; la primera tiene 1600 nazarenos, la segunda 2100. Cuando una hermandad crece lo hace en todo menos en tiempo de paso un bien considerado como bien patrimonio inmaterial de cada cofrad?a que a duras penas renuncia a sus minutos aunque le sobren por todos lados.? Hace tiempo, un vicario se extra?aba por la cuesti?n de estado que hacen las cofrad?as de sus minutos. Se preguntaba por qu? no exist?a un automatismo que repartiera los tiempos de cada d?a seg?n la realidad y no las circunstancias hist?ricas de cada una de las cofrad?as. El conteo de nazarenos que se hizo en 2009 para alimentar el ?Informe Sanpedro? que public? el Bolet?n de las Cofrad?as fue revelador de muchas cosas. Se indic? que iba a tener su reflejo en la n?mina, en el reparto de los minutos, sin que al final se hiciera nada con car?cter general. Pero todo es empezar. Digamos que ahora existen m?s razones que reservas para someter a los tiempos de paso por la carrera oficial a una revisi?n general. Quienes se oponen suelen ser hermandades del centro, antiguas, de solera que van perdiendo nazarenos a favor de cofrad?as m?s nuevas o alejadas del casco antiguo. Esto un poco refleja el peso que sigue teniendo la Semana Santa tradicional frente a la nueva. Pero si se fijaran revisiones por periodos de tiempo tasado, por ejemplo cinco a?os y se estableciera esa mec?nica casi autom?tica de repartir los tiempos en funci?n de todas las variables posibles, se podr?a romper la inercia del inmovilismo que provoca situaciones tan injustas como las que se han reflejado al principio. Dicen que, al igual que la caridad, la solidaridad bien entendida empieza por uno mismo. A ver si se nota.

Fuente: Pasion en Sevilla

?


Publicado por javiertortosa @ 20:30  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios