Jueves, 11 de febrero de 2010

Supone una total falta de respeto para los sentimientos y las creencias de miles de almerienses y millones de españoles.


La OSMTJ denuncia la parodia de Jesucristo en el Carnaval 2010 de Almería

El Gran Priorato de España de la Orden Soberana y Militar del Temple de Jerusalem lamenta la falta de escrúpulos de quienes usan la imagen de Jesucristo para mofas y sátiras sin tener en cuenta la fe y los sentimientos de los cristianos y pide se retire esa escenificación de la parodia.

La imagen de Jesucristo crucificado es, además del mayor símbolo religioso para los cristianos que viven conforme a su modelo vida, un ejemplo de sacrifico y amor desinteresado hacia los demás, especialmente a los más débiles, seña de una justicia elevada por la misericordia; además de consuelo de los pobres, los humildes, los sencillos y los perseguidos que viven conforme al ejemplo que simboliza esa cruz.

Por este motivo, como cristianos, nos sentimos profundamente ofendidos cuando la imagen de Jesucristo crucificado se utiliza como recurso de burla. Creemos que no parece muy correcto jugar con la imagen más respetada por millones de creyentes, invocando falsos derechos y libertades, que curiosamente atentan contra los derechos y libertades de los cristianos; más bien nos parece un pretexto para enmascarar, en esta ocasión dentro del ambiente carnavalesco, los sentimientos de odio religioso cada día más evidentes en España.

La parodia “Los Sentenciaos” no ha tenido el más mínimo reparo en utilizar la imagen de Jesucristo crucificado para escenificar su actuación en el Carnaval 2010 de Almería. La escena de un carnavalero crucificado es una grave ofensa para todos los que sentimos le fe cristiana, que vemos la total falta de respeto de este cuarteto a nuestros sentimientos religiosos, que no duda en abordar el hecho religioso en el Carnaval de Almería con una visión excluyente, anticristiana y carente de toda sensibilidad hacia una imagen signo de humanidad, de un humanismo que ha hecho transpirar al mundo entero con valores fundamentales, del perdón de la misericordia, dar la vida, saber entregarla.

Sin duda esta parodia es del todo rechazable, como así nos lo han hecho llegar cientos de almerienses, pues en el fondo no es otra cosa que un ataque a los más hondos valores del cristianismo, que además son la base de nuestra cultura española y europea basada en principios como la dignidad, libertad, igualdad, solidaridad y justicia; principios tan importantes en nuestra sociedad actual que merecen el mayor de los respetos. El propio Preámbulo del proyecto de Constitución europea reconoce que los valores que defiende: dignidad, libertad, igualdad, solidaridad, ciudadanía y justicia no han nacido de la nada, sino que tienen un origen cultural, religioso y humanista cuya impronta sigue aún viva en la sociedad europea; aunque sus redactores no se hayan atrevido a indicar la fuente de ello, el cristianismo.

El Gran Priorato de España con todo el dolor que supone esta ofensa pide, respetando la libertad de los amantes del carnaval a celebrarlo, que se tenga mayor sensibilidad a la hora de abordar tan frívolamente algo tan serio para millones de personas como su fe, en este caso la cristiana, que tanto ha hecho y hace para el reconocimiento de la dignidad de la persona y la inviolabilidad de los Derechos Humanos sin distinciones de razas, lenguas y religiones; y se retire la imagen de Jesucristo en la cruz de esta parodia.

Gran Priorato de España 
Priorato Magistral de la OSMTJ
Fuente: Ecclesia 

 


Publicado por javiertortosa @ 10:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios