Lunes, 28 de diciembre de 2009

El obispo de Almería, monseñor Adolfo González Montes, condenó el ‘odio a la Cristiandad, de difícil comprensión en una sociedad con libertad de creencias’ como connotación de una parte de la ‘cultura contemporánea’.

El nuncio realizó estas declaraciones durante el acto de conmemoración del Día del Pendón de Almería, coincidente con la festividad de San Esteban, en un sermón en el que también criticó a los que ‘secundan exigencias anticristianas de programas políticos’ para mantenerse en el poder.

En este sentido, afirmó que ‘cuando hay hechos anticristianos, de poco valen las declaraciones de fe’ en una España en la que ‘de manera tan insistente se invita a abandonar la fe de los padres’ de la Iglesia a los fieles católicos.

El obispo ha puesto precisamente como ejemplo a San Esteban, el primero de los mártires de la cristiandad y ha asegurado que ‘el sufrimiento por causa de Cristo forma parte del discípulo.

Legitimidad de la Iglesia en Almería

Por otro lado, en su sermón, el prelado se refirió también a la ‘pretensión de legitimidad histórica’ de la Iglesia Católica en la provincia de Almería y ha señalado que dos años antes de la reconquista de los Reyes Católicos, ya se habían nombrado a sus obispos, aunque estos ejercían desde Sevilla al ser Almería ‘tierra de infieles’.

Asimismo, ha dicho que esta restauración vino tras siglos de dominación musulmana en los que la existencia del Cristianismo se hizo ‘casi inviable’ como demostró la huída de los mozárabes, además de permitir recuperar la ‘historia fragmentada de la Iglesia durante la dominación’.

Fuente: Teleprensa


Publicado por javiertortosa @ 11:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios