S?bado, 24 de enero de 2009

 El santuario de la Patrona de Almería se hizo "queja del alma que espera una respuesta" como expresó el prior de los Dominicos, Fray Justo Cuberos Santiago, para explicar el significado de la misa flamenca organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento y la hermandad patronal en honor de la Santísima Virgen del Mar.

Devotos y amantes del cante se fundieron en una misma oración, abarrotando el templo que custodia y en la que recibe culto público la imagen de la Patrona. El cartel, sin duda, era de lujo para este homenaje flamenco, puesto que contó con artistas de la talla de Calixto Sánchez, Antonia López y Rocío Segura al cante, y de Manolo Franco y José Luis Postigo a la guitarra.

Fray Justo Cuberos fue explicando con detalle los diferentes cantes que se intercalaron en el desarrollo de la liturgia eucarística. Así, el cántico de entrada comenzó con unas tarantas almerienses del siglo XIX. "Almería, quien te viera y tus calles paseara, y a Santo Domingo fuera a escuchar misa del alba". El prior de los Dominicos destacó la importancia de cantar con júbilo para expresar lo que muchas veces no se puede hacer con palabras, introduciendo a Antonia López y José Luis Postigo en la oración del Kyrie por malagueñas.

Calixto Sánchez y Manolo Franco interpretaron a continuación unos tientos "que nos ayudan a prepararnos para escuchar la Palabra de Dios con alegría, con respeto y con atención". Con ese respeto y atención que pedía el Padre Cuberos, los fieles y el público asistente siguieron la ceremonia bajo la presidencia de la Virgen del Mar, cubierta para la ocasión por un manto rosa.

Antes del ofertorio sonaron unos fandangos compuestos por José Antonio López Alemán, coordinador de esta misa flamenca. "Porque yo no se rezar, por fandangos vengo a cantarte, Virgen del Mar, y a Santo Domingo entré a cantarte un fandanguillo. Cuando la vi en el altar lloraba como un chiquillo y no se lo pude cantar".

Rocío Segura y Postigo abrieron el Sanctus por bamberas -o soleás en opinión del flamencólogo Antonio Sevillano-, mientras Antonia López ofreció un Padrenuestro por granainas. El cante se hizo oración en perfecta y mágica conjunción de la celebración litúrgica con una de las expresiones musicales más bellas y sentidas como es el flamenco. Los asistentes , entre quienes se encontraba el alcalde Luis Rogelio Rodríguez, fueron testigos de un acontecimiento excepcional que por primera vez se celebraba en honor de nuestra Patrona. En el recuerdo queda la primera misa flamenca celebrada en 1972 en la iglesia de Santiago con Sorroche, Juan Gómez y Paco 'el Mellizo'.

Fuente: El Almería


Publicado por javiertortosa @ 18:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios