S?bado, 17 de enero de 2009

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha hecho un llamamiento a la fraternidad con los inmigrantes para combatir la crisis económica y financiera. Así, recuerda a la sociedad que este sector de la población ha ayudado a "mantener activa la máquina de la producción económica y sus beneficios".

Los inmigrantes forman parte de la población más «desfavorecida cuando escasea el trabajo» y los subsidios son escasos, según explica el obispo mediante una carta pastoral. Asimismo, apuntó a que la mano de obra extranjera ha dado un "notable impulso" al dinamismo económico y ha contribuido a sostener el fondo de la seguridad social. "No son una amenaza", resalta, "pese a los brotes de violencia esporádicos, la delincuencia o las mafias que trafican con seres humanos, por lo que no pueden usarse como pretexto".

Fuente: El Almería


Publicado por javiertortosa @ 10:19  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios