Domingo, 21 de diciembre de 2008

Yo, lo tengo claro. Si…, yo lo se…. Yo se perfectamente que es lo que Dios querría para esta Navidad.

 

 Alguien podrá decir, ¡que presuntuoso!, como una inteligencia humana, equivalente a un grano de arena, va a saber lo que Dios, en su inmensa Sabiduría, querría para esta Navidad. Image

 

Pues lo se, y tu, que me escuchas,  también lo sabes. Te vas a dar cuenta en cuanto te lo recuerde.

 

Dios, para esta navidad, querría AMOR. Amor con mayúsculas. Amor a los demás y Amor a Dios mismo.

 

¡Que fácil verdad!, pues no lo creas…,te parece que hagamos un breve repaso?.

 

El Nacimiento de Jesús nos lleva al Amor a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Sin embargo continuamente aumentan las estadísticas de Abortos, eutanasias, suicidios, muertes en accidentes laborales y de tráfico, guerras, terrorismo. Quizás esto ocurre porque no ponemos todo nuestro empeño en el amor a la vida.

 

Los pastorcillos del Belén nos recuerdan el Amor a los pobres, pero, Quien les ama cuando vienen en patera?, cuando piden en las calles o en las puertas de las iglesias?, cuando duermen en invierno entre cartones de embalajes? Y… ¿Los pobres de nuestro barrio?, les ayudamos?, y a los pobres del tercero, del cuarto o del quinto mundo?, de verdad les amamos?.

 

Con los Magos se intuye el Amor a la justicia. ¡Que bonito!, pero entonces, dime que hacemos por tantas mujeres vilipendiadas y despreciadas, hasta la indignidad de reconocerlas como seres inferiores y sin derechos, en multitud de países?. Y en cuanto a las mujeres discriminadas o maltratadas en nuestro país, Que acciones tomamos?.  Y en cuanto al reparto de riqueza en el mundo, como reaccionamos?.

 

Con San José se manifiesta  el amor a los demás. Que tal vamos con los ancianos solos, y con los enfermos, y con los que han perdido su libertad, con los inmigrantes, y con los parados que no saben como resolver el sustento de su familia.

 

La Sagrada Familia nos lleva al amor a  lo más cercano, familiares, amigos, compañeros de trabajo. Con cuantos seguimos enemistados por aquella faena que nos hicieron?, y aun no les hemos perdonado, eso es amor a los nuestros?. Pues si fallamos con los mas cercanos, como vamos a llegar al amor a los demás, al amor a los pobres, a la justicia,  a la vida o a tantas otras cosas.

 

Tal vez con Herodes tenemos que recordar el amor a los enemigos. Pero de este tipo de amor, mejor ni hablamos.

 

En cuanto a nuestro amor a Dios, supongo que cada cual haremos nuestra evaluación continúa, claro que ninguna clase de amor es tan grande como  el Amor de Dios, que se hizo hombre y  nació por nosotros, murió por nosotros, y lo más esperanzador,  resucito por nosotros.

 

 

Nos parecía fácil esto del Amor, verdad, pues ya ves que no lo es,  pero.. No te quepa duda, lo que Dios Querría para esta navidad es el AMOR.

 

Que la Sagrada Familia de Nazaret, y el Espíritu de la Navidad que estos días recordamos, aumente nuestro AMOR, y ya de paso nuestra FE.

Fuente: A.Escribano para
Ecclesia
 


Publicado por javiertortosa @ 5:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios