Domingo, 17 de octubre de 2010

?

Tras el Cabildo General Ordinario celebrado ayer s?bado 16 de octubre, el Cabildo de Hermanos, ?rgano soberano en el seno de la Hermandad, decidi? apoyar por mayor?a la unificaci?n de los equipos penitenciles, tal y como constaba en el punto 4 del Orden del d?a.
La unificaci?n de h?bitos era una de las principales metas que tiene esta Junta de Gobierno y se toma como culminaci?n de un proceso que comenz? a principios de los 90 y que se cristaliz? en las actuales Reglas del a?o 1993, cuando se suprimieron las t?nicas blancas del San Juan y las capas y antifaces morados del primer tramo de la procesi?n.
En el seno de la Hermandad no queremos hermanos de primera y hermanos de segunda, penitentes de la Virgen y penitentes de San Juan; solo queremos hermanos y penitentes de la Hermandad de la Soledad. La infinidad de colores que pose?a la Cofrad?a afortunadamente se ha ido reduciendo en las d?cadas anteriores y debe seguir su proceso. Adem?s, de esta forma se eliminar?a la disparidad tan grande que existe entre el n?mero de nazarenos de los dos tramos principales de la procesi?n. El pensamiento es el mismo que cuando en el a?o 1993 se pretendi? igualar a los nazarenos, equipando a todos con la capa, no solo a los directivos y diputados de tramo, tal y como se hac?a hasta ese momento.
Adem?s, no podemos olvidarnos que nuestra Cofrad?a posee un solo paso en la calle y es la vuelta de Nuestra Se?ora de los Dolores acompa?ada de los disc?pulos m?s cercanos de Jes?s tras darle sepultura. Todo es uno solo. La Virgen, por su gran desconsuelo, se ha quedado rezagada, no puede seguir el ritmo de los otros; est? sola. Pero todo pertenece al mismo conjunto, a la misma escena, al mismo momento. No se entiendo lo uno sin lo otro. Por esta raz?n, no puede haber diferencias.
Por supuesto, esta unificaci?n no puede suponer la eliminaci?n de una de las dos t?nicas que posee la Hermandad para imponer la otra. Es decir, no se puede eliminar el h?bito de los penitentes del tramo de la Virgen para dejar el de los penitentes del San Juan, ni a la inversa. ?Qui?n iba a ser el que decidiera qu? t?nica se conservaba y cu?l no? Esta decisi?n conlleva un h?bito totalmente nuevo para no caer en susceptibilidades. Ese h?bito nuevo todav?a no se sabe c?mo va a ser, pero lo ?nico que sabemos es que ser? negro, el color de la Hermandad desde su fundaci?n en 1773.
De hecho, no sabemos ni c?mo ser? su dise?o, ni cu?ndo entrar? en vigor, ni cu?nto costar?, etc. Tan solo se cree en la necesidad de la unificaci?n de h?bitos dentro de la Hermandad y, por ello, para empezar a trabajar en este sentido, antes de pedir presupuestos, dise?os, hacer informes econ?micos y dem?s, la Junta de Gobierno necesitaba el consentimiento y la aprobaci?n del Cabildo, sin el cual no se podr?a hacer nada. Antes de comenzar a andar se ha pedido y obtenido el permiso del soberano Cabildo de Hermanos.
Ahora, aprobada esta unificaci?n, se comenzar? a indagar, a investigar, a pedir presupuestos, etc., y, cuando todo ello est? m?s o menos claro, se presentar?n las propuestas que se ajusten en mayor medida a la historia y a la idiosincrasia de la Hermandad.
Por supuesto, se dar?n todas las facilidades del mundo para el hermano que quiera adquirir el h?bito en propiedad al igual que para el hermano que quiera alquilarlo. Todos estos informes econ?micos se har?n despu?s de haber obtenido ayer esta aprobaci?n. En este sentido, tambi?n es importante destacar que el nuevo h?bito responder? a una justificaci?n hist?rica m?s que probada y no a un mero gusto y moda. Todo esto tambi?n se estudiar? detenidamente.
Tenemos que tener en cuenta que lo ?nico cierto, hist?rico y que ha deambulado con la Hermandad de la Soledad desde 1773 hasta 2010 es el color negro. Muchos han sido los atributos y detalles que han caracterizado al h?bito soleano en esta larga historia: el escapulario que desde finales del siglo XVIII y todo el siglo XIX vistieron con orgullo los hermanos soleanos, las t?nicas de terciopelo que se hicieron a principios del siglo XX, los bordados en oro despu?s de la Guerra Civil, la capa, los nazarenos con antifaz y capa roja, los nazarenos con antifaz y capa morada, la franja morada por fuera, la franja morada por dentro... Por no hablar de los cirios blancos, de los rojos, del farol y dem?s accesorios. En cambio, solo una de estas caracter?sticas ha permianecido desde los or?genes: el negro.
No olvidemos que esta Hermandad es muy antigua y muy rica, y que no podemos quedarnos con lo de ahora, con lo que conocemos de nuestro paso por esta bendita Cofrad?a. Tengamos las miras un poco m?s abiertas y seamos respetuosos con nuestra historia, pero no con la de ahora, sino con la de siempre. Son 237 a?os los que llevamos desde la Hermandad rindiendo culto y engrandeciendo el fervor al Sant?simo Sacramento y a Nuestra Se?ora de los Dolores.
Hemos de pensar detenidamente en nuestra estaci?n de penitencia, en la importancia de nuestro testimonio de fe para todas las personas que nos ven en la calle, a las que tenemos que darle una sensaci?n de Hermandad, de unidad, de sobriedad y de recogimiento, acompa?ando a Nuestra Madre y a sus disc?pulos tras haber dado sepultura a Jesucristo Nuestro Se?or.
Tras la aprobaci?n de la unificaci?n de h?bitos por parte del Cabildo en el d?a de ayer queda mucho trabajo. Habr? que hacer investigaciones hist?ricas, informes econ?micos, estudios, pedir presupuestos, etc. Cuando todo esto est? listo, se presentar? la opci?n que la Junta de Gobierno estime que se adapta mejor a las caracter?sticas e idiosincrasia de la Hermandad de la Soledad. M?s tarde, habr? que reformar este aspecto en las Reglas. Cuando todo este camino se haya andado, podremos salir a la calle con unos nuevos h?bitos que para todos los nazarenos soleanos sea el mismo.

?Fuente: Soledad

?


Publicado por javiertortosa @ 22:30  | Articulos en Farol
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios