Viernes, 08 de enero de 2010

La idea parte del Cardenal portugués José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos: "Juan Pablo II era un gran deportista. Lo practicaba a menudo y entendía sus valores. Representa el concepto del deporte desde un punto de vista humano y cristiano, y por eso podría convertirse, si Dios quiere, en el santo patrón del deporte".

Juan Pablo II, que será beatificado este año, está considerado como el Pontífice más unido al deporte de toda la historia. Para el recuerdo quedan las imágenes del Santo Padre esquiando por los Alpes, sus viajes en kayak que usaba en sus refugios espirituales o sus primeros años de juventud cuando era un aspirante a guardameta en su Wadowice natal. 

Su estado físico siempre fue destacado, y por ello se convirtió en el Papa que más viajes realizó al exterior, compartiendo lo realizado por muchos deportistas de alto nivel, y compareciendo ante grandes masas superiores a las que reúnen muchos eventos deportivos. 

Realizó varias audiencias a muchos grandes deportistas como Muhammad Ali, o a clubes de fútbol, donde destacaron los españoles FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. En una de sus últimas, Juan Pablo dio su bendición a la escudería Ferrari y al campeón alemán Michael Schumacher.

Fuente: Ecclesia


Publicado por javiertortosa @ 20:00  | Enlaces en la Web
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios